×

CONTÁCTANOS

¿Necesitas ayuda? Disponemos de la información que necesitas.

Base de conocimientos aero-right Entregabilidad Informes aero-right Cómo Calentar tu IP Dedicada (Warm Up)

Cómo Calentar tu IP Dedicada (Warm Up)

Entregabilidad Informes Actualizado en marzo 1, 2019

El calentamiento de una IP es una práctica que gradualmente va aumentando con el tiempo y con el número de emails que envías a través de tu dirección IP. El email Blast con una dirección IP “fria” provoca daños en la entregabilidad y puede captar la atención de los radares ISP.

Cuando cambiamos a una nueva dirección IP, es sumamente importante empezar lentamente con bajos volúmenes de envío, esto con la finalidad de establecer una buena reputación de envío con la nueva dirección IP. Este aumento gradual es conocido como periodo de calentamiento. Este tiempo puede durar un mes o más para normalizar tu volúmen de envíos con la nueva dirección IP, pero esto te ayudará a evitar bloqueos a tu emails.

En última instancia, si deseas establecer una buena reputación para que tus emails lleguen a la bandeja de entrada, desde la perspectiva de un proveedor buzones de correo, cuando ven el correo procedente de una dirección IP desconocida, inmediatamente será sospechoso y asumen que esto es spam intentando infiltrarse en la bandeja de entrada de sus clientes.

Para calmar los nervios de los proveedores de buzones de correo y reducir el riesgo de que una nueva dirección IP tenga efectos perjudiciales en tu reputación, así como en la entrega, toma en cuenta los siguientes puntos:

  1.    Consistencia: Este es un elemento básico y clave que a menudo se pasa por alto durante la fase de calentamiento. Ya sea la consistencia en el volumen o la frecuencia, los proveedores de buzones de correo notarán las tendencias en tu correo.

   2.    Establecer como objetivo comprometer a los usuarios: Incluso con una dirección IP totalmente activa, los clientes de correo electrónico como Yahoo y Gmail filtran significativamente el compromiso del usuario. Por eso, especialmente durante la fase inicial de calentamiento de una nueva dirección IP, sería de mucha ayuda eliminar a los suscriptores no comprometidos e incluir sólo usuarios activos. Es la forma más rápida de construir tu reputación y acelerar el proceso de calentamiento.

    3.    Asegurar la menor cantidad de quejas: Cada vez que alguien marca tu correo electrónico como spam, esto se documenta como una queja. Junto con los usuarios inactivos que son apuntados, las quejas son una manera segura de dañar tu reputación y finalmente conseguir que tus mensajes sean enviados a la carpeta de spam.

    4.    Comprueba el informe de rebotes: Comprobar los informes de rebotes es un paso adicional que puedes hacer para confirmar que está dirigido a las personas adecuadas, y también eliminar los rebotes de tu lista puede ayudar con la higiene de la misma. Si existe una dirección de correo electrónico inexistente en tu lista y rebota, ésta debe ser tratada de forma similar a una queja y suprimida de inmediato.

Calentar una dirección IP puede tardar mucho tiempo, pero con paciencia, consistencia y envío inteligente, puede ser un proceso sin problemas. Si bien no existe una fórmula única o una forma estándar de calentamiento de una nueva dirección IP, mantener estos pasos en mente te pondrá en el camino a una transición suave de una dirección IP fría, a una cálida y lista para manejar su distribución habitual.

Si tienes más preguntas, contacta con nuestro equipo de soporte vía Email, LiveChat o Teléfono.

¿Te ha resultado útil esta información?
2 0

¿No encuentras lo que buscas?

Crea un ticket

Ver el historial de tickets